• Retinografía

     
    Los ópticos realizamos una función muy importante en el cuidado de la salud visual de los pacientes. Pero no solamente graduando la visión, prescribiendo gafas o adaptando lentes de contacto. Además nuestra formación unido al desarrollo de la tecnología permiten potenciar la calidad del servicio asistencial. Por ejemplo, mediante la lámpara de hendidura, topografía corneal o dispositivos como el retinógrafo pueden detectarse patologías o anomalías.
     
    Y es que cuidar las retinas de los pacientes de nuestras ópticas es muy importante.
    Ello permitiría poder derivar lo antes posible al oftalmólogo. De hecho la realización de screening visuales con el retinógrafo es necesario, por que hay patologías que no manifiestan síntomas en sus estadíos iniciales. Sin embargo, si progresan, podrían
    causar daños irreversibles en la retina, por lo que su detección temprana prevendría que se produzcan.
     
    Con nuestro retinógrafo realizaremos una fotografía del fondo de ojo de nuestros pacientes para detectar si existe alguna anomalía susceptible de remitir al oftalmólogo